Continuando con esta serie de artículos sobre cómo superar la disfunción eréctil  vamos a hablar de otro factor importantísimo para mejorar nuestro desempeño y disfrutar plenamente de nuestra sexualidad. Se trata de aprender a controlar nuestra energía sexual.

CLAVE 3: GENERAR ENERGÍA SEXUAL

La energía sexual también se conoce en psicología con el término de líbido.
Es la misma energía vital que nos impulsa a hacer nuestras actividades productivas y que por supuesto rige nuestro deseo sexual.

Cuando nuestra energía vital (o sexual) es baja, mostramos poco entusiasmo por la vida, apatía y muchas veces depresión. Quienes sufren de disfunción eréctil pueden padecer dos tipos de trastorno en su libido:

Por una parte puede que no sintamos ningún tipo de deseo sexual y tratemos de evitar cualquier tipo de intimidad y/o acercamiento amoroso. O bien…

Por otra parte es posible que estemos obsesionados por superar el problema y  pasemos buena parte de nuestro tiempo pensando en fantasías sexuales o buscando estímulos externos como la pornografía o el sexo telefónico o cibernético, entre otros…

No importa cual sea su caso. Lo que importa es que tiene una solución. Esta es:

Aprender a despertar y cultivar nuestra energía sexual.

Como se logra generar la energía sexual?
Hay varias maneras…

Hacer ejercicio regularmente y llevar una dieta balanceada son factores claves para nuestra vitalidad y bienestar.

Hay quienes sostienen que si dejamos de pensar en sexo y suspendemos toda actividad sexual por aproximadamente 30 días nuestra energía sexual tenderá a normalizarse por sí misma…

Este enfoque resulta benéfico – sobre todo para quienes están obsesionados con el sexo – pero si no se sigue un tratamiento apropiado que integre todos los aspectos de la disfunción es posible que los antiguos temores y la falta de confianza vuelvan a hacerse presentes.

Nuestro enfoque consiste en una serie de ejercicios prácticos que tienen como objetivo reconocer su propia energía sexual, liberar los bloqueos que impiden que fluya correctamente y aprender a jugar con esta energía expandiéndola a través de todo el cuerpo.

Existe un ejercicio en particular que resulta muy efectivo para despertar y movilizar la energía sexual. Es conocido como “la flauta interna” y combina tres elementos clave – respiración, músculo PC y visualización – dentro de un mismo ejercicio con resultados sorprendentes.

Muchos de los hombres que lo practican constantemente, reportan como este ejercicio ha ayudado a recuperar o aumentar la sensibilidad en zonas que antes se hallaban adormecidas y a lograr erecciones con mayor facilidad.

Este ejercicio, junto con otros similares se encuentra explicado en detalle en el capítulo 3 de la GUIA PRACTICA DE AUTOCURACION SEXUAL. Para ver más detalles de la guía visite:
http://www.autoayudasexual.com/guiapractica/

P.D. Si aún no ha leído las otras claves para superar las disfunciones puede verlas aquí:

Clave 1Clave 2