En este segundo artículo de la serie sobre cómo superar la Impotencia Masculina hablaremos de re-acondicionar el cuerpo como uno de los factores importantes para un mejor desempeño sexual.

Superar la Impotencia Masculina – Clave 2: Reacondicionar el cuerpo.

 

Si quisiera practicar el tenis, la natación o cualquier otro deporte, seguramente debería contar con ciertas condiciones físicas (fuerza, flexibilidad muscular, capacidad pulmonar, etc.) parar lograr un buen nivel y disfrutar totalmente de la actividad.

En este sentido, el sexo no es muy diferente de cualquier deporte. Para disfrutarlo a plenitud debemos estar en buena forma tanto física como mentalmente. (De hecho, sería muy bueno considerar el sexo como el juego más placentero que se ha creado para el ser humano).

Durante el acto sexual nuestro cuerpo está en constante movimiento y hay un sin número de músculos y órganos involucrados, por ejemplo el corazón y los pulmones. Por lo tanto es aconsejable mantenernos en un buen estado físico practicando algo de ejercicio en la semana, como trotar o hacer yoga ya que en algunas ocasiones puede perderse la erección por simple agotamiento o por causa de algún calambre inoportuno.

Además, se ha comprobado que los ejercicios que involucran la parte inferior del cuerpo – como las sentadillas por ejemplo – producen un aumento en los niveles de testosterona aumentando el deseo sexual. Si hacemos una búsqueda en YouTube con la frase “ejercicios para el tren inferior” encontraremos varias rutinas que podremos practicar con regularidad.

Pero más allá de esto, existe un músculo que juega un papel definitivo si se trata de superar la Impotencia Masculina como quiera que influye tanto en la calidad como en la duración de la erección.

Se trata del músculo Pubocoxígeo -de aquí en adelante lo llamaremos Músculo PC-.

El músculo PC es el que usamos para expulsar las últimas gotas de orina. El mismo que usamos para aguantar la orina cuando no hay un baño cerca.

La importancia del músculo PC radica en que al ejercitarlo adecuadamente lo podemos usar como una especie de motor hidráulico que nos ayuda a bombear sangre hacia el pene, lo que favorece el proceso de erección.

También es útil para corregir los problemas de eyaculación precoz ya que actúa como una válvula que ayuda a controlar la salida del semen a través de la uretra.

En el segundo capítulo de LA GUIA PRÁCTICA DE AUTOCURACIÓN SEXUAL conocerá 4 formas diferentes de ejercitar el músculo PC que le ayudarán a fortalecer la erección y adquirir control sobre la eyaculación.

Para saber más sobre la Guía Practica de Autocuración haga click en el siguiente enlace: http://www.autoayudasexual.com/guiapractica

Esperamos que esta serie de artículos le sea de gran utilidad para mejorar su vida sexual. Sus comentarios son siempre bienvenidos.

Por cierto, si aún no ha leído el primer artículo de esta serie aquí está el enlace.